15. nov., 2017

JOSE EL SOÑADOR

La historia de “JOSE EL SOÑADOR” contiene la visión de un economista que supo resolver un problema de producción ligado a las restricciones climáticas. Hace aproximadamente 3,200 años resalta la historia de José en Génesis. 35:22 que el Faraón tuvo un sueño que lo atormentaba porque no lo podía resolver, El Faraón hizo consultas a los grandes eruditos del imperio Egipcio, y ninguno de ellos pudo encontrar la solución que lo satisficiera.
El problema era el siguiente: Estaba el Faraón en la ribera del río el Nilo, “y vio subir del río siete vacas gordas y hermosas, que se pusieron a pacer en la verdura de la orilla, y he aquí que detrás de ellas suben otras siete vacas, malas, feas y flacas”. Las “vacas malas y feas se comieron a las primeras siete vacas gordas. Y el aspecto de las vacas malas de pesadilla despertó al Faraón que al volverse a dormir tuvo un segundo sueño en donde vio “que salían de una misma caña siete espigas granadas y hermosas, y que salían después de ellas siete espigas malas, secas y quemadas del viento solano, y las siete espigas secas devoraron a las siete hermosas.”

La interpretación y solución de José resulta de que “Las siete vacas hermosas son siete años, y las siete espigas hermosas son siete años de riqueza y abundancia. Las siete vacas flacas y malas que subían detrás de las otras son otros siete años, y las siete espigas secas y quemadas del viento solano son siete años de hambre.” José le explica al Faraón que Dios Padre le ha mostrado en su sueño un panorama del futuro de Egipto y de las acciones que deberá de tomar si no quiere que su reinado se vea amenazado por causa del hambre que “consumirá la tierra. No se conocerá la abundancia en la tierra a causa de la escasez, porque ésta será muy grande. Cuanto a la repetición del sueño a Faraón por dos veces, es que el suceso está firmemente decretado por Dios y que Dios se apresurará a hacerlo. Ahora, pues, busque Faraón un hombre inteligente y sabio, y póngalo al frente de la tierra de Egipto. Nombre Faraón intendentes, que visiten la tierra y recojan el quinto de la cosecha de la tierra de Egipto en los años de abundancia; reúnan el producto de los años buenos que van a venir, y hagan acopio de trigo a disposición de Faraón, para mantenimiento de las ciudades, y consérvenlo para que sirva a la tierra de reserva para los siete años de hambre que vendrán sobre Egipto, y no perezca de hambre la tierra"
José El Soñador, descubre la importancia del ahorro en el nuevo proceso productivo de Egipto, y además se convierte en un experto en política económica y administrativa del futuro de Egipto. En este escenario de toma de decisiones, José se convierte en un Estadista que salva a Egipto de la amenaza del hambre. El ahorro que promueve José se refiere a la acumulación del grano trigo en grandes silos para garantizar la seguridad alimentaria del Imperio Egipcio de ese entonces.
“Todos parecieron conformes con las palabras de José, y el propio Faraón, impresionado por ello, dijo: "Tú serás quien gobierne mi casa, y todo mi pueblo te obedecerá; sólo por el trono seré mayor que tú". Dicho esto, Faraón se quitó su anillo y se lo puso a José, mandó que lo vistieran con ropas blancas de lino, puso en su cuello un collar de oro y ordenó que, cuando José montase sobre el segundo de los carros de Faraón, se gritase ante él la expresión de reverencia Abrek”.

Ver el enlace http://es.wikipedia.org/wiki/Jos%C3%A9_(patriarca)
Comentarios al correo electrónico cimes.iices@gmail.com
Telefono 25055664
Celular 32492888

Por José Salomón Perdomo Mejía. Rector del IICES (Instituto de Investigación Científica y Educación Superior), Rector del CIMES (Centro de Investigaciones Matemáticas Económicas y Sociales